RED MUNDIAL DE ORACIÓN DEL PAPA CENTROAMÉRICA

OBRA PONTIFICIA 

Guatemala - El Salvador - Costa Rica

NUESTRA MISIÓN MEJINA

Descarga Manual Internacional

Descarga Documentos y protocolos

Somos M​EJ

El MEJ, Movimiento Eucarístico Juvenil, es la rama juvenil del Apostolado de la Oración, la Red Mundial de Oración del Papa.


Es un Movimiento Internacional de formación cristiana para niños, niñas y jóvenes de 5 a 25 años, para vivir al estilo de Jesús, en una relación de amistad, “de corazón a corazón”, basada en una espiritualidad eucarística.Un Movimiento Internacional de Formación Cristiana.


El MEJ es el segundo Movimiento Juvenil de la Iglesia Católica en número: 1 112 000 niños/as y jóvenes. Presente en 56 países en los cinco continentes. El MEJ se estructura en torno a claras líneas de acción, etapas de crecimiento cristiano, y una Coordinación Nacional sólida.

Una Red Mundial para los Jóvenes

Actualmente el MEJ está presente en 56 países en los cinco continentes:
  • África: Angola, Benín, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Congo Brazaville, Costa de Marfil, Egipto, Etiopía, Gabón, Islas Mauricio, Kenia, Madagascar, Mali, Mozambique, Republica Democrática del Congo, Ruanda, Seychelles, Tanzania, Togo.
  • Asia: Filipinas, India, Indonesia, Líbano, Nepal, Taiwán, Timor Leste, Vietnam.
  • América: Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá FR y ENG, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Estados Unidos, Haití, México, Paraguay, Perú.
  • Europa: Albania, Bélgica, Bielorrusia, España, Francia, Gran Bretaña, Italia, Luxemburgo, Malta, Polonia, Portugal.


El Corazón del MEJ es la amistad con Jesús

El MEJ propone a los jóvenes diversos medios, como vida de equipo, encuentros, cantos, etc para detenerse, hablar de lo que viven, actuar y meditar, con el fin de ayudarles a crecer y orientarlos en sus elecciones según el espíritu de Jesús.El MEJ quiere formar jóvenes con una profunda amistad con Jesús al servicio de la misión de la Iglesia: comprometidos en el servicio de la justicia, especialmente de sus hermanos y hermanas más pobres. 


El MEJ tiene sus raíces en la Eucaristía vivida y celebrada, y en la espiritualidad de San Ignacio de Loyola. Su metodología está basada en la formación de comunidades, con una clara conciencia eclesial, en la vivencia de la oración, con tres fundamentos: el Evangelio, la Eucaristía y la Misión.

5 Estilos del MEJ Diferentes en el Mundo

1 – El MEJ, una pedagogía de la elección – subraya la importancia del discernimiento.

2 – El MEJ “al estilo de Jesús” – subraya la invitación a vivir “al estilo de Jesús”.

3 – El MEJ “persona eucarística” – busca comprender mejor la Eucaristía y nuestro proceso de crecimiento en Cristo.

4 – MEJ Cruzada Eucarística – La adoración al Santísimo Sacramento y la preocupación por la liturgia forman parte de su pedagogía.

5 – MEJ Corazón de Jesús – Especial devoción al Sagrado Corazón de Jesús y oración por las intenciones mensuales del Papa.


ESPIRITUALIDAD DEL MEJ 

Descarga Pedagogía del MEJ

El corazón del MEJ es vivir esa amistad alimentada y modelada por la Eucaristía

Para entender qué quiere decir esto, necesitamos entender el sentido que tenían para el mismo Jesús los gestos que realizó con sus discípulos la noche de la Última Cena.


Para nosotros, la Eucaristía es más que un rito al cual asistimos los domingos. Es alimento espiritual que nos transforma, es una invitación a hacer de ella nuestro modo de vida, “un modo de vida eucarístico”. Es una invitación a vivir al estilo de Jesús.

El corazón del MEJ es compartir la vida y la misión de Jesús, en la Iglesia, al servicio de la justicia del Reino de Dios

Nos hacemos cercanos al mandato del Santo Padre, en la oración. y acción por desafíos para la humanidad y la misión de la Iglesia.

Vivir en la amistad personal con Jesús, uniéndose a su Corazón

- La escucha de la Palabra.

- La oración, que enseña a encontrar a Dios en todo.

- La atención al momento humano y espiritual del joven.

HISTORIA DEL MEJ 

Descarga Nuestra Historia MEJ

EL INICIO DEL MEJ 

Cuando en 1865 Pío IX pidió a los católicos, adultos y jóvenes, que acudiesen en su ayuda, el P. Cross, en Bordeaux (Francia), basándose en la idea que llevo al P. Gautrelet, sj, a iniciar el Apostolado de la Oración, llamó a los jóvenes a apoyar al Papa con sus oraciones, horas de silencio, sacrificios y comuniones.


La idea se difundió con gran rapidez por los Colegios y Residencias de todo el mundo católico. Así entraron los primeros niños , conocidos como “los Cruzados”, en esta dinámica de oración y entrega.

El primer Congreso Internacional se celebró en 1881 en Lille. Para entonces, ya se habían alcanzado los 100.000 miembros en todo el mundo entre los cuales estará Teresa de Lisieux, que formó parte de él desde los 12 años.


Cuando a Santa Teresa de Lisieux sus hermanas le reprochan de dejar su cuarto de la enfermería cuando ella estaba muy enferma, ella les responde: “Pero yo camino por un misionero”. Esta manera de orar en el Apostolado de la Oración, que ella interioriza desde muy joven, la conduce a un camino de santidad y a ser reconocida más tarde como la patrona de las misiones, con San Francisco Javier.

CRUZADA EUCARISTICA CON LOS NIÑOS


A partir de 1910, motivados por los nuevos decretos del Papa Pío X, el AO desea favorecer la comunión de los niños y los invita a interceder por la paz en este período de la guerra europea y después mundial. En 1914 el Congreso Eucarístico internacional en Lourdes llama a “una gran liga eucarística de pequeños que suscitaría desde la infancia un movimiento general hacia la Hostia”.


Animados por el Congreso Eucarístico, algunos grupos se organizan. Se habla de “Ligas eucarísticas” y de “cruzadas de oración infantil”. Algunos entre ellos se vinculan al Apostolado de la Oración y se organizan para rezar por la paz. Es en el seno de la Cruzada de Bordeaux, creado el 13 de noviembre de 1915 por el padre Albert Bessières sj y Geneviève Boselli, que tiene origen la “Cruzada Eucarística” como tal.

MOVIMIENTO EUCARISTICO


El cambio de denominación se inició en 1960. Ese año, durante la peregrinación los delegados de la Cruzada Eucarística de Francia a Roma, Juan XXIII evitó emplear la palabra «cruzada» en su alocución, llamando al grupo de peregrinos: “niños del Movimiento Eucarístico francés”.


La adopción del nombre Movimiento Eucarístico Juvenil (MEJ) como definitivo se produjo la Asamblea de Cardenales y Obispos de Francia en 1962. Esto no fue sólo un cambio de nombre, sino también una renovación en la pedagogía, que se extendió rápidamente por otros países. «Atención especial debe prestarse a los niños y jóvenes que constituyen el Movimiento Eucarístico Juvenil, versión actual de la clásica Cruzada Eucarística». Alocución dirigida al Congreso de Secretarios Nacionales del AO de 1985 por Juan Pablo II

«La Compañía sostiene y promueve este servicio pastoral (el Apostolado de la Oración) que le ha confiado el Santo Padre, como también el Movimiento Eucarístico Juvenil». Decreto sobre la colaboración de los laicos en la misión de la Congregación General de la Compañía de Jesús, 1995.